¿Qué es el latigazo cervical?

¿Qué es el latigazo cervical?

El latigazo cervical se produce cuando la cabeza de una persona se desplaza hacia atrás y luego hacia delante de forma repentina y con gran fuerza. Esta lesión es más frecuente tras una colisión automovilística por detrás. También puede ser consecuencia de un maltrato físico, de lesiones deportivas o de paseos en parques de atracciones.

El latigazo cervical se produce cuando los tejidos blandos (músculos y ligamentos) del cuello se extienden más allá de su rango de movimiento típico. Es posible que los síntomas no aparezcan durante un tiempo, por lo que es importante prestar atención a cualquier cambio físico durante los días siguientes a cualquier accidente.

El latigazo cervical se considera una afección relativamente leve, pero puede causar dolor y molestias a largo plazo.

¿Cómo se producen las lesiones por latigazo cervical?

El latigazo cervical se produce cuando los músculos del cuello sufren una tensión debido a un movimiento rápido hacia atrás y luego hacia adelante. El movimiento repentino hace que los tendones y ligamentos del cuello se estiren y se desgarren, provocando el latigazo cervical.

Algunas cosas que pueden causar un latigazo cervical son:

  • accidentes de coche
  • abuso físico, como recibir un puñetazo o una sacudida
  • deportes de contacto como el fútbol, el boxeo y el karate
  • montar a caballo
  • accidentes de ciclismo
  • caídas en las que la cabeza se desplaza violentamente hacia atrás
  • golpes en la cabeza con un objeto pesado

¿Qué se siente en el latigazo cervical?

Los síntomas suelen aparecer en las 24 horas siguientes al incidente que causó el latigazo cervical. A veces, los síntomas pueden aparecer al cabo de unos días. Pueden durar varias semanas. Los síntomas más comunes son:

  • dolor y rigidez de cuello
  • dolores de cabeza, concretamente en la base del cráneo
  • mareos
  • visión borrosa
  • cansancio constante

Los síntomas menos comunes asociados al latigazo cervical crónico incluyen

  • problemas de concentración y memoria
  • pitidos en los oídos
  • incapacidad para dormir bien
  • irritabilidad
  • dolor crónico en el cuello, los hombros o la cabeza

Debe consultar a su médico inmediatamente si

  • los síntomas se extienden a los hombros o los brazos
  • le duele mover la cabeza
  • tiene entumecimiento o debilidad en los brazos

¿Cómo se diagnostica el latigazo cervical?

La mayoría de los casos leves o moderados de latigazo cervical pueden tratarse en casa con medicamentos de venta libre, hielo y otros remedios. Sin embargo, debe buscar ayuda médica si presenta los siguientes síntomas:

  • dolor o rigidez en el cuello que desaparece y vuelve a aparecer
  • dolor intenso en el cuello
  • dolor, entumecimiento u hormigueo en los hombros, brazos o piernas
  • problemas con la vejiga o los intestinos
  • debilidad localizada en un brazo o una pierna

Normalmente, el médico le hará preguntas sobre la lesión, como por ejemplo cómo se produjo, dónde siente el dolor y si el dolor es sordo, punzante o agudo. También puede realizar una exploración física para comprobar la amplitud de movimiento y buscar zonas de sensibilidad.

El médico puede solicitar una radiografía para asegurarse de que el dolor no está relacionado con ningún otro tipo de lesión o enfermedad degenerativa, como la artritis.

Otras pruebas, como la tomografía computarizada y la resonancia magnética, permitirán a su médico evaluar cualquier daño o inflamación en los tejidos blandos, la médula espinal o los nervios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *